En 2018 el Instituto Polaco de Cultura en Madrid celebra CinePOLSKA, la cita anual con la mejor cinematografía polaca contemporánea representada tanto por los cineastas clásicos como por la nueva generación de jóvenes creadores. Una variada selección del cine más reciente de Polonia viajará por 10 ciudades españolas hasta finales del mes de junio, acercando los largometrajes y los cortometrajes más relevantes, así como los más destacados ejemplos de animación actual (la mayoría sin distribución en España) como parte de la celebración del 70º aniversario de la Animación Polaca celebrado desde el año 2017. El ciclo, ideado y organizado por el Instituto Polaco de Cultura por primera vez hace siete años, está cofinanciado por el Instituto Polaco de Cinematografía y es el resultado de la colaboración de la agencia de comunicación polaca Wide Vision, la Filmoteca Española, las filmotecas regionales de España y diferentes instituciones culturales de ambos países.

El sueño de la razón produce monstruos

El indudable dinamismo y creciente desarrollo del cine polaco contemporáneo se ha visto reafirmado últimamente con los múltiples premios otorgados a sus creadores: Premio Oscar para Ida, de Paweł Pawlikowski (2015); Oso de Plata del Festival Internacional de Cine de Berlín para Body/Ciało, de Małgorzata Szumowska (2015), Estados Unidos del Amor (Zjednoczone stany miłości), de Tomasz Wasilewski (2016) y el Premio Alfred Bauer para Spoor: El rastro (Pokot), de Agnieszka Holland (2017), entre otros. Y no solo los largometrajes polacos han despertado el interés de los cinéfilos de todo el mundo: durante los últimos años se ha observado también una creciente presencia de cortometrajes en los principales festivales de cine: Hora de irse (Koniec widzenia), de Grzegorz Mołda, compitió en la Selección Oficial de Cannes 2017; mientras Close Ties (Więzi), de Zofia Kowalewska, premiado en el Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam (2016), fue incluido en la lista corta de preselección para el Premio de la Academia. Paralelamente, y cada vez más, se han empezado a reconocer los logros de la famosa Escuela Polaca de Animación: BreakThru Films, la productora británico-polaca (Oscar en 2008 por Peter & The Wolf), acaba de estrenar mundialmente Loving Vincent (Twój Vincent), la primera película de animación pintada al óleo completamente a mano. Escrita y dirigida por Dorota Kobiela y Hugh Welchman, será distribuida en España por Karma Films.

Partiendo de este magnífico contexto, CinePOLSKA presenta un programa rico y diverso, teniendo como objetivo traer a España la cinematografía polaca menos conocida y distribuida. Aunque la idea principal de la muestra es dar a conocer las obras que actualmente no cuentan con distribución en España, hay algunas excepciones. Entre ellas, Los últimos años del artista: Afterimage (Powidoki), la nueva y última película del gran maestro de cine polaco contemporáneo Andrzej Wajda, recién estrenada en España gracias a Sherlock Films (2016). Es oportuno recordar que hace apenas dos años, justo antes del fallecimiento de Wajda, el Instituto Polaco de Cultura y la Filmoteca Española presentaron en el Cine Doré la magnífica Muestra de Cine de Wajda, un sentido homenaje al cineasta en su 90º aniversario donde se proyectaron sus obras maestras.

La historia contada en Los últimos años del artista: Afterimage está inspirada en la figura del pintor vanguardista polaco Władysław Strzemiński y retrata sus últimos años de vida bajo los complicados acontecimientos del régimen de Stalin, planteando verdades incuestionables, como la importancia de la libertad interior de cada ser humano frente al sometimiento a los hechos históricos. Es importante destacar asimismo el relevante protagonismo que, el pasado mes de septiembre de 2017, tuvo la exposición “Kobro y Strzemiński. Prototipos vanguardistas”, organizada por el Museo del Arte de Łódź y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía con la colaboración del Instituto Polaco de Cultura en Madrid.

Con la proyección de la última película de Andrzej Wajda, brindamos al espectador español la oportunidad de disfrutar, una vez más, del talento de uno de los maestros de la historia de cine contemporáneo. Aunamos así, en CinePOLSKA, lo clásico con la cinematografía representada por la nueva generación de creadores. Entre ellos destaca The Last Family (Ostatnia rodzina), el primer largometraje de ficción dirigido por Jan P. Matuszyński, una de las jóvenes estrellas más prometedoras de Polonia. El Instituto Polaco de Cultura presentó su documental Deep Love en España en 2014 y ahora hará posible la presencia de su director en la edición de CinePOLSKA 2018. Galardonado con numerosos premios nacionales e internacionales, The Last Family es el filme polaco más aclamado de los últimos años. Cuenta la complicada y asombrosa historia del pintor surrealista polaco Zdzisław Beksiński (gran interpretación de Andrzej Seweryn) y sus atípicas relaciones familiares con el trasfondo de la Polonia de los años 70 y 80 del siglo XX.

Merece la pena destacar que los largometrajes de CinePOLSKA 2018 se distinguen todos ellos por su carácter desasosegado. La notable tensión, omnipresente en cada toma de The Last Family, la encontramos también en El síndrome de Amok (Amok), de Kasia Adamik (hija de la conocida internacionalmente cineasta Agnieszka Holland). Coproducido por Polonia, Suecia y Alemania, este thriller relata la desconcertante historia del escritor polaco Krystian Bala, condenado por el crimen que él mismo confesó en las páginas de una de sus novelas. Inspirándose en este accidente y basándose en hechos reales (el crimen fue narrado por The New Yorker, entre otros medios internacionales), la joven directora interpela al espectador sobre una sociedad sedienta de noticias espectaculares, al tiempo que deja caer la duda sobe unos hechos no del todo aclarados.

El siguiente largometraje, The Sun, the Sun Blinded Me (Słońce, to słońce mnie oślepiło), de Anka Sasnal y Wilhelm Sasnal (pintor de reconocida trayectoria cuyas obras son las que actualmente más se venden en Polonia), evoca reflexiones existenciales y universales bajo un evidente enfoque artístico de autor. Basada en El Extranjero, la obra traslada la historia escrita por Albert Camus a la actualidad. En esta adaptación cinematográfica se otorga la importancia a la figura del inmigrante como una amenaza a la identidad nacional o social. Décadas después de que Camus escribiera su famoso libro, la cuestión de aceptar al Otro sigue estando presente en los debates públicos.

Los dos últimos filmes señalan la importancia de la literatura y de las artes visuales para la creciente y cautivadora ola de cineastas contemporáneos de Polonia. ¿Se está construyendo entonces una nueva identidad del cine polaco? Hacemos esta pregunta y la dejamos abierta a posibles respuestas todavía por dilucidar.

Sesión de cortometrajes y el 70ᵒ aniversario de la Animación Polaca

Además de cineastas jóvenes que gozan ya del reconocimiento público, CinePOLSKA ofrece una muestra representativa del trabajo de los creadores que están ante su debut cinematográfico. Se han incluido en la programación los seis mejores cortometrajes seleccionados en la última edición de Short Waves 3 Festival – The Best New Polish Shorts, un certamen internacional de cortometrajes organizado en Poznań (Polonia) que cuenta ya con ocho ediciones: Debut (Debiut) de Katarzyna Kijek y Przemysław Adamski (animación), Close Ties (Więzi) de Zofia Kowalewska (documental), Levadura (Zaczyn) de Artur Hanaj (animación), Educación (Edukacja) de Emi Buchwald (documental), Tres conversaciones sobre la vida (Trzy rozmowy o życiu) de Julia Staniszewska (documental) y Juega conmigo (Zagraj ze mną) de Milena Dutkowska (ficción). La mayoría de ellos se estrena por primera vez en España en el marco del ciclo CinePOLSKA 2018. Estos cortometrajes de ficción, documentales y de animación muestran una aportación diferente al cine de hoy, tanto en la elección del tema como en el uso de medios de expresión artística, que resultan originales, poco convencionales, y siempre sugerentes. Aquí veremos el cine más artístico entrelazarse con películas de género, aproximaciones a temas sociales y un acercamiento a la realidad desde el humor, sin miedo a la hora de atreverse y arriesgar.

En 2017, la animación polaca ha celebrado su 70º aniversario. Fue en 1947 cuando Zenon Wasilewski realizó su primera película de animación, En tiempos del Rey Krakus (Za króla Krakusa), una película de marionetas para niños que contaba leyendas de Cracovia. En los años siguientes, la animación en Polonia ganó un gran impulso, lo que se tradujo en la creación de una reconocible Escuela Polaca de Animación a finales de la década de los 50 del siglo XX inspirada en el cine de autor. Las obras de cineastas como Jan Lenica, Walerian Borowczyk, Witold Giersz, Zbigniew Rybczyński y Piotr Dumała ganaron premios en los festivales más importantes, atrayendo a un numeroso grupo de admiradores. De hecho, el cine de animación de Polonia fue reconocido durante décadas como marca polaca en el escenario internacional. Celebrado desde el año 2017, el 70º aniversario nos sirve ahora como pretexto para recordar este hito de la historia de cine, tanto polaco como internacional, y confirmar su buen estado hoy en día. Las celebraciones de esta efeméride continúan a lo largo de 2018 y, por ello, CinePOLSKA incluye algunos de los mejores ejemplos de animación actual: El baño (Łaźnia) (2013), de Tomasz Ducki; Escondido (Ukryte) (2009), de Piotr Szczepanowicz; Best Friend (2013), de Kasia Kijek y Przemysław Adamski, y Una tarde (Popołudnie) (2012), de Izabela Plucińska. Cada largometraje de la muestra será precedido por un cortometraje de animación.