EL TEST DEL PILOTO PIRX

TEST PILOTA PIRXA
Polonia 1979, 95′

Dirección: Marek Piestrak
Historia: Stanisław Lem
Guion: Marek Piestrak, Vladimir Valutskiy
Música: Arvo Pärt
Fotografía: Janusz Pawłowski
Reparto: Sergei Desnitsky, Aleksandr Kaidanovsky, Vladimir Ivashov, Tõnu Saar, Aleksandr Belyavsky, Igor Przegrodzki, Boleslaw Abart, Janusz Bylczyński, Mieczyslaw Janowski, Jerzy Kaliszewski, Zbigniew Lesień, Ferdynand Matysik

Las grandes empresas de electrónica están iniciando la producción de robots llamados “desalineados acabados”. Se asemejan a la ilusión de un ser humano y, al mismo tiempo, son más perfectos que él. Los robots tienen que, entre otros cometidos, reemplazar a los humanos en la navegación espacial. La perspectiva de multiplicar la producción de “desalineados acabados” preocupa a la UNESCO, que está lanzando un crucero espacial de prueba para testar la utilidad de los robots. La empresa United Atomic Laboratory, muy interesada en la producción de robots, tiene su candidato para el comandante de vuelo: el comandante Kent, que solo obedece a sí mismo. Sin embargo, el Consejo encargado de la selección del comandante decide sobre la candidatura del comandante Pirx, basándose en su valoración objetiva de lo “desalineado acabado”. Pirx duda antes de aceptar la propuesta, y toma una decisión tras el fallido golpe de Estado de la United Atomic Laboratory, al que sobrevive casi milagrosamente. Toma el mando de la nave espacial “Goliat”. La tripulación está formada por humanos y robots, pero el comandante no sabe quién es quién. Comienza el vuelo a Saturno… 

Pirx observa atentamente a la tripulación, buscando la clave para descifrar a sus miembros individualmente. Varios de ellos, rompiendo su juramento antes del vuelo, se exponen a Pirx y le dan sus sugerencias. Mientras tanto, el robot, el piloto primero, organiza una situación peligrosa, programada por un ordenador, en la que la gente va a morir, y él debe llevar a “Goliat” a salvo, a la Tierra. El ordenador utilizado por el robot predijo que cualquier orden del comandante conduciría a una catástrofe. Solo que no tuvo en cuenta la debilidad humana de Pirx, quien dudó en dar la orden ante el peligro al que se enfrentaban. El robot, confundido, comenzó a actuar a la vista de todos, lo que le llevó a su ruina, pero la nave y la tripulación se salvaron.

Pirx, acusado después de regresar a la Tierra, de destruir el valor multimillonario del robot, se presenta ante el Tribunal Espacial. Ya absuelto, regresa a las montañas para unas vacaciones interrumpidas.

Un clásico de culto de la ciencia ficción, basado en una historia de Stanisław Lem y con música de Arvo Pärt.