Descubre la impactante película de amor carnal protagonizada por Jason Momoa y Suki Waterhouse

La responsabilidad por los derechos de autor de las reseñas recae en los críticos y medios que las han escrito. Si encuentras algún detalle incorrecto en una sinopsis o deseas añadir información sobre las fechas de lanzamiento en tu país, no dudes en comunicárnoslo a través de un mensaje privado en nuestra página. Si no estás registrado, también puedes contactarnos por Twitter, Instagram, Facebook o por correo electrónico a nuestra dirección info -arroba- filmaffinity -punto- com. Cabe destacar que Filmaffinity no tiene ningún vínculo con los productores, distribuidores o cualquier otro involucrado en la realización de la película. El copyright de los posters, carátulas, fotogramas, fotografías y demás imágenes de DVDs, VODs, Blu-rays, trailers y la banda sonora original pertenece a sus respectivas productoras y/o distribuidoras.

amor carnal pelicula

Repartoeditar

En el inicio del año 2015, se dio a conocer que Ana Lily Amirpour asumiría la dirección del filme, mientras que Megan Ellison estaría a cargo de la producción a través de su compañía Annapurna Pictures. Además, Danny Gabai y Sina Sayyah también participarían en la producción junto a su empresa, Vice Films.

Más tarde, en el mes de marzo, se confirmó la participación de reconocidos actores como Keanu Reeves, Jim Carrey, Jason Momoa, Suki Waterhouse y Diego Luna en el reparto.

La filmación del proyecto dio inicio el 8 de abril de 2015 en las calles de Los Ángeles, y posteriormente se trasladó a ciudades como Niland y Bombay Beach en el estado de California.

Iconos perfectos pero vacíos

Cuando se trata de contar una historia sin filtros ni prejuicios, 'The Bad Batch' se alza como una obra verdaderamente efectiva. Esta película no se pierde en diálogos pomposos y carentes de significado, sino que se enfoca en lo esencial: una narrativa directa y sin distracciones. Sin duda, Amirpour demuestra su innegable talento para la creación de imágenes icónicas en esta película. De hecho, la protagonista, Arlen, es comparable a la vampiresa de su primer largometraje, con un concepto igual de impactante, aunque en esta ocasión sea más conscientemente perturbador: una chica mutilada y desafiante, acompañada de un skate y un chador a modo de capa.

'The Bad Batch' logra su mayor éxito cuando se centra en su propia esencia, reflejando lo mismo que nosotros percibimos: una explosión de ideas visuales y temas que pueden parecer inconexos, pero que poseen un magnetismo indiscutible. Sin embargo, cuando Amirpour lleva sus bromas demasiado lejos, la película tiende a flaquear. Un perfecto ejemplo de ello es la secuencia en la que se escucha la canción All That She Wants mientras los caníbales mutilan a sus víctimas. Sin duda, es una escena memorable, pero cuando vemos a Arlen deambular al ritmo de Karma Chamaleon, sentimos que el chiste se agotó antes de llegar al primer estribillo.

Amirpour ha cambiado, sin duda, las claves que daban vida a su universo imaginario. En su primer trabajo, se enfocó en una narrativa concisa y medida, mientras que en 'The Bad Batch' se vuelve más desenfrenado y visualmente caótico. Pero, a pesar de estos cambios, sigue demostrando su habilidad en la creación de películas impactantes y cautivadoras.

El yermo de los devoradores

Suki Waterhouse se presenta como protagonista principal de la película, Through the ominous opening credits sequence, en la cual es expulsada a través de una gigantesca verja coronada por un cartel destinado a la recreación en la frontera de su país. Como decía, nada más empezar ya se vislumbran las claves del estilo de la directora, con una banda sonora y acción que dominarán gran parte de la cinta y serán los principales protagonistas de su desarrollo.Western, distopía y sadismo de bajas pulsaciones. Amirpour tiene un gusto delicado por crear universos crudos y despiadados, que nos hacen apretar los dientes desde la secuencia de prólogo. Esta película no es apta para los más sensibles, pero los amantes del gore disfrutarán sumergiéndose en su relato.Desde los primeros minutos, la película nos obliga a dejar nuestro pudor y moralidad en el fondo del bote de palomitas. Los protagonistas constantemente nos ponen a prueba, contribuyendo a la atmósfera cuidadosa que ha creado Amirpour y acentuando la cruda realidad que se presenta en la historia.

En "Amor carnal", nos sumergiremos en la población alienada que vaga por los desiertos en busca de algo que comer, ya sea hombre, animal o cualquier cosa que tenga potencial para llenarnos el estómago. La lucha por la supervivencia es cruel y despiadada, pero el verdadero reto es mantener la cordura en medio de esta deshumanización. El dolor profundo que transmiten las secuencias es gracias a la excelente dirección actoral de Amirpour, que logra incomodarnos sin recurrir a artificios, simplemente con el gesto de un niño. En "Amor carnal", nos sumergiremos en la población alienada que vaga por los desiertos en busca de algo que comer, ya sea hombre, animal o cualquier cosa que tenga potencial para llenarnos el estómago. La lucha por la supervivencia es cruel y despiadada, pero el verdadero reto es mantener la cordura en medio de esta deshumanización. El dolor profundo que transmiten las secuencias es gracias a la excelente dirección actoral de Amirpour, que logra incomodarnos sin recurrir a artificios, simplemente con el gesto de un niño.

Artículos relacionados