el sirviente pelicula

El sirviente película Un análisis de la obra de Joseph Losey

Si alguna sinopsis revela demasiada información sobre la trama, si encuentras algún error que quieras corregir o si quieres añadir fechas de estreno en tu país, puedes enviarnos un mensaje interno en nuestra página. Si no estás registrado, puedes contactarnos a través de Twitter, IG, FB o por correo electrónico a info -arroba- filmaffinity -punto- com. Los derechos de autor de las críticas pertenecen a los críticos y/o medios de comunicación de los que han sido extraídos. Filmaffinity no tiene vínculo alguno con los productores, productoras o distribuidores de la película. Los derechos de autor de los posters, carátulas, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler y banda sonora original (BSO) pertenecen a las respectivas productoras y/o distribuidoras.

Crítica de El sirviente

Dirk Bogarde da vida a Hugo Barret en El sirviente, una película dirigida por Joseph Losey y escrita por Harold Pinter que se ha convertido en una de las más perturbadoras de la historia del cine.

El personaje de Barret es un mayordomo astuto y seductor que es contratado por James Fox, quien interpreta al refinado aristócrata Tony Mountset, para que se encargue de decorar y mantener el orden de su nueva casa. Sin embargo, la eficacia y la presencia sobrecogedora de Barret empezarán a perturbar la relación entre el señor y el sirviente. (FILMIN).

El olvidado

Joseph Losey fue un cineasta cuyas ideas políticas y relaciones con simpatizantes de la izquierda le valieron ser marginado, perseguido y exiliado durante su vida. El senador McCarthy y su incansable anticomunismo fueron causa de sufrimiento para Losey, quien nunca ocultó su condición de comunista.

A pesar de estas duras adversidades, la filmografía de este creativo director estadounidense alberga joyas del cine como "El mensajero" (1971), "El otro señor Klein" (1976) y "El sirviente" (1963). Estas obras maestras son muestras de su talento y dedicación a pesar de las adversidades políticas que enfrentó durante su trayectoria.

La lucha de clases

Tony Mountset, un joven adinerado que reside en una lujosa mansión en la ciudad de Londres, contrata a Hugo Barrett como su sirviente. A pesar de que para su novia es una persona desagradable y antipática, Hugo tiene una impecable trayectoria y se vuelve indispensable para su señor.

El sirviente es capaz de cautivar a su dueño y establecer una conexión casi enfermiza y magnética entre ellos. Una relación de dependencia en la que el dominante pasa a ser el dominado. Estas similitudes son innegables, al igual que en la aclamada "Parásitos" (2019) de Bong Joon-ho y "La ceremonia" (1995) de Claude Chabrol, donde destaca la magnífica actuación de Isabelle Huppert. Un ensayo brillante sobre las relaciones entre personas de clases sociales diferentes.

Por qué verla

Deleitosa creación de gran complejidad psicosexual y psicosocial del provocativo e innovador cineasta estadounidense del periodo post-guerra, Joseph Losey. Su reconocida película "El sirviente", fruto inicial de su fructífera unión con Harold Pinter, tiene como protagonista a Dirk Bogarde, una de las musas más habituales de Losey, cuya presencia escandaliza a la tranquila sociedad británica.

Argumentoeditar

Tony (James Fox), un acaudalado hombre de Londres, contrata a Hugo Barret (Dirk Bogarde) como su sirviente. Al principio, Barret parece estar cómodo con su nuevo trabajo, y él y Tony establecen una relación tranquila, manteniendo ambos su posición social. Sin embargo, todo comienza a cambiar cuando Susan (Wendy Craig), la novia de Tony, aparece con sus emociones forzadas y desprecia todo lo que Barret representa. Entonces, Barret presenta a Vera (Sarah Miles), quien dice ser su hermana, como candidata para trabajar como criada en la casa de su amo, pero resulta que...

La situación se complica cuando Susan comienza a sospechar de las intenciones de Barret y se opone vehementemente a tener a Vera en la casa. A pesar de que Barret asegura que es su hermana y tiene buenas referencias, Susan no puede superar su aversión hacia él y hace todo lo posible para impedir que consiga el trabajo.

Por otro lado, Tony ignora las dudas de Susan y se mantiene fiel a Barret, hasta que un día descubre que Vera no es quién dice ser. Resulta que en realidad ella es amante de Barret y están conspirando juntos para estafar a Tony.

A pesar del engaño, Tony todavía se siente leal a Barret y le ofrece una gran cantidad de dinero para mantener su silencio. Pero es demasiado tarde, las sospechas de Susan se han confirmado y el vínculo entre Tony y Barret se rompe para siempre.

La contención

Losey tenía fama de ser muy detallista en cuanto al aspecto visual, los objetos y su ubicación en la escena. Por eso, El sirviente es una obra impecable en todos los sentidos. Estéticamente es impresionante gracias a la cuidada composición de las tomas, el juego intrigante de luces y el ingenioso uso de los espejos. Un ejemplo de este cuidado es una copa de brandy superpuesta sobre la imagen de Barrett o la esfera de cristal a través de la cual Tony observa la fiesta final.

Además, la dinámica de la película es lenta pero con un efecto letal. Va acelerando gradualmente hasta alcanzar un clímax ejemplar, que parece lógico e inevitable.

Conclusión

Una visión fría del alma humana
El film "El sirviente" presenta una lección sobre las relaciones interpersonales, a través de una historia de venganza de clases y una inversión catártica entre el sirviente Barrett y su amo Tony. Joseph Losey crea un dispositivo narrativo perfecto que transforma la trama ante los ojos del espectador, quien inevitablemente se verá envuelto en las emociones del protagonista mientras este cae en la trampa preparada por el autor.
En aras de ofrecer las mejores experiencias, tanto nosotros como nuestros socios utilizamos tecnologías como las cookies para acceder y almacenar información en tu dispositivo. Al aceptar estas tecnologías, tanto nosotros como nuestros socios podremos procesar datos personales, como el comportamiento de navegación o identificaciones únicas (IDs) en este sitio, y mostrarte anuncios personalizados (o no).
Si no consientes o retiras tu consentimiento, podrías ver afectadas ciertas características y funciones de este sitio de manera negativa. Por ello, te invitamos a hacer clic a continuación para aceptar o realizar elecciones más detalladas. Ten en cuenta que tus elecciones solo se aplicarán a este sitio, y podrás cambiarlas en cualquier momento a través de los botones de la Política de cookies o haciendo clic en el icono de Privacidad ubicado en la parte inferior de la pantalla.

Artículos relacionados