Certificado energético: obligatorio para alquilar y cómo obtenerlo gratis

¿Estás pensando en alquilar un piso pero no tienes el certificado de eficiencia energética? ¿O quizás estás a punto de vender una propiedad y no sabes si es obligatorio obtener este documento? Si es así, es importante que conozcas las implicaciones legales y económicas que conlleva no tener el certificado energético y cuando es necesario obtenerlo. En este artículo te explicaremos qué sucede si alquilas una propiedad sin este certificado, quiénes están exentos de obtenerlo y cómo obtenerlo de forma gratuita. Asimismo, también hablaremos sobre la obligatoriedad de este certificado en la venta y alquiler de propiedades y la importancia de incluir una cláusula al respecto en el contrato de alquiler. ¡Sigue leyendo para conocer más sobre el certificado energético y sus implicaciones!

es obligatorio el certificado energético para alquilar un piso

Qué pasa si no tengo el certificado de eficiencia energética

El certificado de eficiencia energética se ha convertido en un documento obligatorio para la compra y alquiler de viviendas en España desde el año 2013. Sin embargo, todavía hay un gran número de personas que desconocen su importancia o lo pasan por alto a la hora de realizar una transacción inmobiliaria.

¿Pero qué pasa si no tenemos este certificado? A continuación, te explicamos las posibles consecuencias de no contar con él.

Multas y sanciones

La primera consecuencia de no tener el certificado de eficiencia energética es el riesgo de ser multado por las autoridades competentes. La normativa establece que el incumplimiento de esta obligación puede conllevar sanciones económicas que van desde los 300€ hasta los 6.000€, dependiendo del tipo de vivienda y la gravedad de la infracción.

Dificultades para vender o alquilar

Además de las multas, no tener el certificado también puede traer problemas a la hora de vender o alquilar tu vivienda. Al no contar con esta documentación obligatoria, no podrás publicitar ni firmar ningún contrato de alquiler o venta, lo que te impedirá llevar a cabo la transacción deseada.

Perder oportunidades de ahorro

Por último, no contar con el certificado de eficiencia energética te privará de posibles oportunidades de ahorro, ya que dicho certificado incluye una calificación que determina el consumo de energía de la vivienda y propone medidas para mejorar su eficiencia. Adoptar estas medidas puede suponer un ahorro en el consumo de energía y, por tanto, en tus facturas.

Por ello, es importante asegurarse de que este documento está en regla antes de realizar cualquier transacción inmobiliaria.

Certificado de eficiencia energética y su importancia en el alquiler de un piso

Cada vez son más las personas que buscan alquilar un piso o apartamento que sea energéticamente eficiente, es decir, que esté diseñado y construido de tal manera que reduzca al máximo el consumo de energía.

El certificado de eficiencia energética es un documento que evalúa y clasifica la eficiencia energética de una vivienda, asignándole una calificación que va desde la letra A (más eficiente) a la letra G (menos eficiente).

Este certificado es obligatorio desde el año 2013 para todos los inmuebles que se pongan en venta o alquiler. Su objetivo principal es informar a los inquilinos sobre el nivel de eficiencia energética de la vivienda que van a alquilar.

La importancia del certificado de eficiencia energética en el alquiler de un piso radica en varios aspectos:

  • Ahorro económico: un piso eficiente consume menos energía, lo que se traduce en un menor gasto en las facturas.
  • Mejora del confort: un inmueble bien aislado térmicamente ofrece una temperatura más constante y agradable en su interior.
  • Impacto ambiental: una vivienda con una buena eficiencia energética disminuye la emisión de gases de efecto invernadero y contribuye a la lucha contra el cambio climático.
  • Además, esta calificación también puede influir en la valoración del precio del alquiler de un piso. Un inmueble con una calificación A o B, por ejemplo, puede tener un valor superior a otro con una calificación D o E.

    Por eso, es importante que al alquilar un piso se tenga en cuenta este aspecto y se busque una vivienda con una buena calificación energética.

    Excepciones en la obtención del certificado energético

    El certificado energético es un documento imprescindible para cualquier edificio o vivienda que se quiera vender o alquilar en nuestro país. Este certificado determina la eficiencia energética de la vivienda, lo que permite a los compradores o inquilinos conocer cuánto van a gastar en energía al mes.

    Sin embargo, existen ciertas excepciones en las que no es necesario obtener el certificado energético para vender o alquilar una vivienda.

    La primera excepción es para aquellos edificios o viviendas que estén protegidos por ser patrimonio histórico o cultural. En estos casos, el propietario no está obligado a obtener el certificado energético ya que, al ser edificios protegidos, no pueden realizar mejoras energéticas que afecten a su estética y estructura.

    Otra excepción es para los edificios o viviendas que se alquilen o vendan por un periodo inferior a cuatro meses al año. En estos casos, el propietario no está obligado a obtener el certificado energético ya que se considera que el consumo de energía en estos inmuebles es mínimo y no merece la inversión económica para obtener el certificado.

    Por último, también están exentos de obtener el certificado energético las viviendas o edificios que se compren para demoler o reconstruir completamente. En estos casos, el certificado no sería válido ya que la eficiencia energética del nuevo edificio o vivienda dependerá de las mejoras que se realicen en su construcción.

    A pesar de estas excepciones, es importante recordar que el certificado energético es obligatorio en la mayoría de los casos y su incumplimiento puede suponer sanciones económicas para el propietario.

    Además, contar con una buena calificación energética puede aumentar el valor de la propiedad y atraer a posibles compradores o inquilinos preocupados por la eficiencia energética.

    Infórmate más sobre las excepciones en la obtención del certificado energético en nuestra página web.

    Quién está exento del certificado energético y por qué

    El certificado energético es un documento que indica la eficiencia energética de un edificio. Sin embargo, no todas las construcciones están obligadas a tenerlo. A continuación, te explicamos quiénes están exentos y por qué.

    Personas particulares

    Las viviendas unifamiliares y los pisos en edificios de hasta cuatro viviendas están exentos del certificado energético.

    La razón detrás de esta exención es que en estos casos la eficiencia energética depende principalmente de las acciones de los propietarios. Es decir, al ser inmuebles de uso personal y privado, no afectan significativamente al consumo energético del país.

    Entidades públicas

    Los edificios y viviendas pertenecientes a entidades públicas también están exentos del certificado energético.

    Esto se debe a que el gasto energético de estas construcciones está incluido en el presupuesto del gobierno y no afecta al mercado energético. Además, las entidades públicas están enfocadas en proporcionar servicios a la comunidad y no en obtener beneficios económicos, por lo que se entiende que no tendrán un gran impacto en el consumo energético.

    Monumentos protegidos

    Por último, los monumentos protegidos también están exentos del certificado energético. Estos edificios están catalogados como parte del patrimonio histórico y cultural, por lo que no pueden ser modificados para mejorar su eficiencia energética sin perder su valor histórico.

    Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque no están obligados a obtener el certificado, siempre es recomendable mejorar la eficiencia energética de cualquier construcción para contribuir al cuidado del medioambiente y reducir nuestro consumo de energía.

    ¿Cómo obtener el certificado energético de manera gratuita o a bajo costo?

    El certificado energético es un documento que indica la eficiencia energética de un inmueble. Es decir, la cantidad de energía que consume en relación a su tamaño y características. Este certificado es obligatorio para todas las viviendas que se vendan o alquilen, y su objetivo es fomentar un uso más eficiente de la energía y reducir las emisiones de gases contaminantes. Sin embargo, muchas personas desconocen que es posible obtenerlo de forma gratuita o a bajo costo. A continuación, te explicamos cómo hacerlo.

    1. Aprovecha las ayudas y subvenciones del gobierno

    El gobierno ha habilitado una serie de ayudas y subvenciones para promover la eficiencia energética en los edificios. Dependiendo de la comunidad autónoma en la que residas, puedes acceder a diferentes programas que financian total o parcialmente la realización del certificado energético. Por lo tanto, es importante que consultes la página de tu comunidad autónoma para conocer las ayudas disponibles y los requisitos para acceder a ellas.

    2. Solicita el certificado junto con el informe de evaluación de edificios (IEE)

    El certificado energético se puede obtener de manera gratuita si lo solicitas junto con el informe de evaluación de edificios (IEE). Este informe es obligatorio para edificios de más de 50 años y tiene como objetivo evaluar el estado de conservación y el cumplimiento de la normativa vigente en materia de accesibilidad, eficiencia energética y seguridad. Si tu edificio necesita realizar el IEE, puedes solicitar que se incluya el certificado energético y ahorrar en costos.

    3. Contrata a un profesional autorizado

    Otra opción para obtener el certificado energético a bajo costo es contratar a un técnico o arquitecto que ofrezca un precio económico por sus servicios. Antes de contratar a alguien, asegúrate de que esté autorizado por el organismo competente en tu comunidad autónoma. Además, solicita varios presupuestos y compáralos para elegir el más favorable.

    Ahora que ya conoces algunas formas de ahorrar en el costo del certificado energético, no hay excusas para no obtenerlo. Recuerda que este certificado es obligatorio y puede ser de gran ayuda para reducir tus facturas de energía y contribuir al cuidado del medio ambiente.

    Artículos relacionados