gay argentina

Explora la vibrante comunidad LGBT de Argentina un chat cine y diversidad gay

Argentina es un lugar lleno de vitalidad y amabilidad que atrae a la comunidad LGBTQ+. Ubicado en América del Sur, este país se destaca por su diversa cultura, su impresionante entorno natural y su animada actividad nocturna.

Normativas y garantías de la diversidad sexual y de géneroeditar

El 28 de agosto de 2001, se llevó a cabo la presentación del proyecto ante la Comisión de Derechos Humanos de la legislatura porteña. Después de una intensa discusión, se acordó solicitar informes para evaluar su constitucionalidad y su importancia. Para ello, se enviaron solicitudes al Tribunal Superior de Justicia, al Colegio Público de Abogados, a la Universidad de Palermo y a la Universidad de Buenos Aires.

La Universidad Católica Argentina realizó una "Jornada sobre la Unión Civil", en la que expertos en derecho, sociología y psicología expresaron su rechazo al proyecto de la organización Comunidad Homosexual Argentina (CHA). Por otro lado, la CHA organizó una conferencia con académicos de la Facultad de Derecho de la UBA, de la Universidad de Palermo y del Colegio Público de Abogados de la ciudad de Buenos Aires.

Después de un largo proceso de un año y medio, el proyecto finalmente fue sometido a debate el 12 de diciembre de 2002 en la Legislatura porteña. Los pasillos del recinto se llenaron de representantes de la comunidad LGBTI, así como también de medios de prensa nacionales e internacionales. Sin embargo, a las 11 de la noche, la diputada María Lucila Colombo, presidente del bloque del Partido Justicialista, anunció que su bloque no daría quórum y se retirarían. Esto causó decepción entre los militantes del movimiento LGBTI, quienes veían cómo sus esperanzas de reconocimiento por parte del Estado se desvanecían.

Quién te recibirá en tu próximo destino en Argentina en misterbb

¡Descubre un mundo más acogedor con misterb& b! Ofrecemos una variedad de opciones de alojamiento, desde habitaciones y apartamentos privados hasta hoteles LGBT-friendly, para que puedas disfrutar al máximo de tu viaje. ¿Quieres alojarte en el corazón de los distritos gays o explorar otros barrios en tus destinos? ¡Con misterb& b, tú decides! ¿Un estudio en el Soho, una habitación compartida en Barcelona o en el Castro, un hotel gay en Chelsea o en el Le Marais? ¡Con nosotros, todas estas opciones son posibles en tus vacaciones gay! Y eso no es todo...

Además, con la opción de activar la conexión en tu perfil, ¡podrás conocer a otros viajeros de misterb& b en tu propia ciudad o en tu hotel de destino! ¡Qué mejor manera de compartir experiencias y conocer nuevas amistades que con la comunidad de misterb& b! Pero eso no es todo, porque misterb& b no se trata solo de alojamiento...

Opinión públicaeditar

de acuerdo con una investigación llevada a cabo en 2013 por el Pew Research Center, el 74% de la población en Argentina está a favor de la aceptación de la homosexualidad por parte de la sociedad, mientras que el 21% muestra desacuerdo. En particular, el estudio revela que los jóvenes son quienes demuestran un mayor nivel de aceptación, alcanzando un 81%. Le siguen los adultos de entre 30 y 49 años con un 78%, y los mayores de 50 años con un 62% de aceptación.

En el año 2016, una encuesta realizada a nivel mundial por la Asociación Internacional de Gais y Lesbianas (ILGA), en la que Argentina fue incluida, mostró que el 65% de los encuestados afirmó conocer personalmente a alguien que se identifica como gay, lesbiana o bisexual, mientras que un 25% dijo no conocer a nadie y un 10% declaró no saber. Además, un 39% de los encuestados en Argentina afirmó conocer a alguien que se identifica como transgénero, mientras que un 44% reconoció no conocer a ninguna persona que se identifique de esa manera.

Historiaeditar

Tras milenios de culturas originarias que valoraban la diversidad de géneros y deseos sexuales, la llegada de la Conquista Española trajo consigo tres siglos de represión sexual. Todo ello, como consecuencia de un sistema patriarcal y heteronormativo que la Iglesia Católica impulsó y que se mantuvo arraigado tras la Independencia (1810-1816). No obstante, esta represión se vio mitigada con la abolición de la Inquisición y la eliminación del delito de sodomía.

En los siglos XIX y XX, al igual que en otras sociedades occidentales, el discurso médico estableció que aquellas personas que tenían deseos sexuales y géneros distintos a los considerados normales se encontraban enfermas. La policía perseguía y detenía a hombres homosexuales y a aquellos que se vestían con ropas femeninas, utilizando para ello lo que se conocía como edictos policiales (2F y 2H).

Hacia mediados del siglo XX, la identidad homosexual masculina se consolidó y surgió también una protoidentidad gay/travesti conocida como "maricas", "mariconas" o "locas". Sin embargo, la comunidad de mujeres que amaban a otras mujeres, autodenominadas "betters", permaneció invisibilizada. A partir de la década de 1960, surgieron las primeras organizaciones de lesbianas y hombres homosexuales, aunque su desarrollo se vio frenado por las dictaduras militares. Al mismo tiempo, los avances en biotecnología permitieron transformar las características sexuales de los cuerpos, dando lugar a la aparición de personas travestis, transexuales y transgénero, pero estos avances también impulsaron la prostitución masiva de mujeres trans.

Artículos relacionados