Descubre la historia de la homosexualidad en el cine con sus impactantes películas

El cine LGBTI aborda de múltiples formas las narrativas de individuos pertenecientes a la comunidad LGBTI en la industria del cine, ya sea influenciado por el momento histórico, la nacionalidad o la perspectiva del director. Estas historias han sido representadas a través de géneros como la comedia, el cine experimental, el terror, el drama histórico, el thriller, el cine de denuncia social, las biografías y la serie B.

homosexualidad en el cine

Introducción

La producción historiográfica en torno a cuestiones relacionadas con la representación del género en la cinematografía es amplia en el mundo anglosajón. Uno de sus puntos destacados es el análisis de la representación del género homosexual en el cine.

En cuanto a los estudios sobre la imagen mediática de la homosexualidad, suelen adoptar dos perspectivas: la primera analiza la representación del género en el cine, centrándose en aspectos como arquetipos, estética camp, roles y funciones, codificación discursiva y su impacto en la identidad y el género. La segunda perspectiva estudia los efectos que esa representación tiene en la audiencia, como demuestran los trabajos de Joel W. Wells, Andrew W. Walters y David Duncan.

En nuestro país, el único trabajo extenso dedicado a la representación del género en el cine es el de Paul J. Smith, que toma como referencia películas de Eloy de la Iglesia y Pedro Almodóvar. En él, realiza un análisis interdiscursivo que incorpora también la representación literaria en los textos de Terenci Moix, Rosa Chacel y Juan Goytisolo. Aunque hay otros intentos por abordar la cuestión en profundidad, ninguno ha tenido una perspectiva suficiente...

Felina en el tejado de pizarra

Imprescindible mención al hablar de películas clásicas relacionadas con la homosexualidad. En este caso, la adaptación cinematográfica de una obra del dramaturgo gay Tennesse Williams. Mérito doble ya que La gata sobre el tejado de zinc, dirigida por Robert Brooks, cuenta con la actuación de Paul Newman, un icono de la masculinidad estadounidense. Aquí, encarna a un hombre deprimido que carece de deseo hacia su esposa, y obsesionado con la muerte de un "amigo".

Impacto del cine en la percepción de la diversidad sexual

La inclusión de la homosexualidad en el cine no es reciente, pero en comparación con otras cinematografías como la norteamericana, británica o francesa ha sido más tardía. Esto se debe principalmente a la influencia de una dictadura que veía como una amenaza moral y social cualquier forma de sexualidad que no se ajustara al matrimonio. La homosexualidad, en este contexto, fue considerada como un agravante que podía llevar al individuo al terreno de la delincuencia.

En un marco legal en el que la homosexualidad era un delito, una película que abordara esta temática podía ser vista como una apología delictiva, especialmente si se trataba desde una perspectiva favorable. Por lo tanto, no resulta sorprendente la escasez de historias que, en un medio tan costoso y arriesgado como el cine, exploraran esta parte de la experiencia humana.

De alguna manera, el espectador homosexual debía disfrazar sus sentimientos para poder experimentar emociones que de otro modo le estaban prohibidas. Aceptaba identificarse con personajes que afrontaban conflictos edípicos, amistades inquebrantables o amores apasionados entre una cupletista y un joven aristócrata. Sin embargo, estas historias se veían limitadas por la necesidad de ocultarse y preservar la imagen y posición social del amado, dejando a la cupletista -una mujer con virtudes- como culpable simplemente por amar a la persona equivocada desde un rol socialmente inaceptable.

Cambios y enfoques de representación

Representaciones implícitas: En estas se aborda de forma sutil y velada la cuestión homosexual, sin explicitarla claramente. Un ejemplo de ello es el film Tatuaje, producido durante la Transición Democrática, en el que la relación amorosa entre dos hombres se sugiere a través de su lenguaje y miradas cómplices, pero nunca se llega a nombrar de forma explícita.

Representaciones explícitas: Aquí el tema homosexual se aborda abiertamente y sin tapujos. Un claro ejemplo de ello es la película Plata Quemada, producida durante la Democracia, que narra la historia de amor entre dos delincuentes, dejando en evidencia la censura y represión que sufrían las personas LGBT+ en la sociedad española de aquel entonces.

Además, también se podría incluir como una modalidad de representación la etapa franquista, en la que se seguían produciendo películas con temática homosexual, pero siempre de forma oculta y encubierta, para evitar la censura y represión del régimen. Esto demuestra que incluso en momentos de represión, la temática homosexual seguía presente de alguna forma en la cultura española.

Marruecos

Si nos adentramos en la cultura queer durante la época dorada de Hollywood, inevitablemente nos toparemos con Marlene Dietrich, la famosa actriz alemana bisexual que se convirtió en una estrella en la industria cinematográfica estadounidense. En su icónica interpretación en Marruecos, dirigida por Josef von Sternberg, Dietrich encarnó a una mujer que no solo coqueteaba con hombres – en este caso, el personaje de Gary Cooper – sino también con otras mujeres. Pero su valentía no se limitaba a desafiar la norma en términos de orientación sexual, sino que también exploraba su lado masculino y cuestionaba los estándares de género impuestos en la época. Fue en esta película donde consolidó su legendaria imagen vistiendo un elegante esmoquin.

Cristina de Suecia Una Gran Reina

Greta Garbo, la reconocida actriz sueca, alcanzó la fama internacional gracias a su participación en películas como La dama de las camelias y Ninotchka, especialmente en los Estados Unidos. Sin embargo, su fama no se limitó al mundo del cine, ya que también era ampliamente conocida por ser lesbiana. Esto último se puede apreciar de manera destacada en su papel en La reina Cristina de Suecia, bajo la dirección de Rouben Mamoulian, donde interpretaba a una de las lesbianas más influyentes de la historia. Vale mencionar que, en esta producción, Garbo sorprendió al público al prescindir del vestuario femenino que se esperaba en la corte, además de portar escudos y evitar cualquier tipo de relación con hombres, en su lugar, besaba a mujeres.

La soga

Hitchcock: Maestro de Relaciones Perturbadoras

En la película La soga, Hitchcock demuestra una vez más su habilidad única para narrar relaciones perturbadoras entre personajes. Pero no nos referimos al subtexto homosexual de los protagonistas, sino a su naturaleza de asesinos.

Los estudiantes Farley Granger y John Dall van más allá de una típica amistad heterosexual en su desafío al profesor James Stewart, un astuto criminólogo, con un crimen perfecto. La expresión de género en esta relación es curiosa y el tono queer lo hace aún más fascinante.

Artículos relacionados