jeffrey pelicula

Descubre todo sobre Jeffrey la película queer por excelencia SensaCinecom

Si una sinopsis revela demasiados detalles del argumento, si notas algún error que quieras corregir o si quieres completar la información de la ficha o añadir fechas de estreno en tu país, puedes enviarnos un mensaje privado a través de nuestra página. Si no tienes una cuenta, puedes comunicarte con nosotros por Twitter, IG, FB o por correo electrónico a info -arroba- filmaffinity -punto- com.

Los derechos de autor de las críticas pertenecen a los críticos y/o medios de comunicación de los cuales han sido extraídos. Filmaffinity no tiene ninguna relación con el productor, productora o distribuidor/a de la película. El copyright del póster, carátula, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler y banda sonora original (BSO) son propiedad de sus respectivas productoras y/o distribuidoras.

Argumentoeditar

En un mundo lleno de miedo y precaución debido a la propagación del sida, Jeffrey, un aspirante a actor y camarero gay, opta por tomar una drástica decisión: dejar de tener relaciones sexuales por completo. A pesar de las intentos de persuasión de sus amigos, él se mantiene firme y busca diversas formas de apoyo, como unirse a un grupo de adictos al sexo, consultar a una famosa gurú televisiva e incluso pedir la opinión de un sacerdote católico.

Sin embargo, sus esfuerzos se ven comprometidos cuando conoce a Steve, un hombre hermoso por el cual se enamora. Pero Steve confiesa ser portador del virus VIH, desatando los temores de Jeffrey. A pesar de sus intentos por alejarse, Jeffrey no puede dejar de pensar en Steve y finalmente decide dejar Nueva York para regresar a su pequeño y aislado pueblo natal, buscando escapar de...

Tras la trágica muerte de su amigo Darius, quien en una aparición le recuerda que no puede vivir como si estuviera muerto, Jeffrey finalmente encuentra la fuerza para superar sus miedos y comenzar una relación con Steve.

Sinopsis

Jeffrey ha tomado una firme decisión: no tendrá relaciones sexuales hasta hallar a su alma gemela. Como hombre homosexual, teme contraer el virus del sida y por ello ha hecho un voto de castidad. Se enorgullece de su elección y ha pasado bastante tiempo respetándola. Vive plenamente satisfecho con su vida sin sexo, hasta que un día conoce a un atractivo joven que casualmente tiene el VIH.

La determinación de Jeffrey es innegable: no habrá intimidad en su vida hasta hallar a su compañero ideal. Siendo gay, teme seriamente a contraer el peligroso virus del sida, por eso ha tomado la decisión de llevar una vida de castidad. Se enorgullece de su elección y ha mantenido su compromiso por mucho tiempo. Vive completamente feliz con su estilo de vida, hasta que un hermoso joven entra en su camino, quien casualmente es portador del VIH.

Jeffrey ha hecho un voto personal: no habrá contacto sexual en su vida hasta encontrar a su verdadero amor. Como miembro de la comunidad homosexual, el VIH es su mayor temor, por lo que ha decidido abstenerse por completo. Se siente orgulloso de su elección y ha mantenido su promesa durante un buen tiempo. Vive plenamente satisfecho sin tener relaciones, hasta que conoce a un atractivo hombre que, sin darse cuenta, porta el virus del sida.

Críticas

Fotogramas forma parte de varios programas de afiliación de marketing, lo que implica que obtiene comisiones por las compras realizadas a través de los enlaces hacia las páginas web de los vendedores.

Tráiler

Jeffrey prometió a sí mismo no tener relaciones íntimas hasta encontrar a su alma gemela. Siendo gay, el peligro del VIH lo asustaba profundamente. Estaba decidido a no contagiarse y se sentía orgulloso de su voto de castidad. Desde hace un tiempo, había optado por abstenerse de cualquier actividad sexual. Esta elección lo hacía muy feliz, hasta que se cruzó en su camino un atractivo joven que, casualmente, era portador del virus del sida.

A pesar de la fuerte atracción que sentía hacia el bello joven, Jeffrey se mantuvo firme en su decisión de no tener relaciones sexuales. Sin embargo, no podía sacarlo de su mente y le resultaba cada vez más difícil resistirse. Estaba atrapado entre sus principios y sus deseos.

Por mucho que le doliera, Jeffrey sabía que no podía arriesgarse a contraer el VIH. Se recordaba a sí mismo constantemente que su salud era la prioridad y que podía encontrar a alguien que lo amara sin necesidad de tener relaciones sexuales. Aunque en su interior, el deseo seguía creciendo.

Finalmente, Jeffrey se armó de valor y decidió hablar con el joven sobre su situación. Le explicó su voto de castidad y su miedo al VIH. El joven, sorprendido pero comprensivo, le confesó que también él había tomado la decisión de no tener relaciones sexuales con nadie por el mismo motivo. Ambos se sintieron aliviados de encontrar a alguien que los comprendía y, desde entonces, se convirtieron en grandes amigos que compartían su compromiso de cuidar de su salud.

Artículos relacionados