pelicula dallas buyers club

Película Dallas Buyers Club Una conmovedora historia sobre lucha aceptación y superación

Si una sinopsis revela demasiada información sobre la trama, si detectas algún error que desees corregir o quieres agregar datos a la ficha, puedes contactarnos a través de un mensaje privado en nuestra página. Si no tienes una cuenta, también puedes contactarnos mediante Twitter, Instagram, Facebook o correo electrónico a info -arroba- filmaffinity -punto- com.

Todas las críticas publicadas en nuestra web son propiedad intelectual de sus respectivos críticos y/o medios de comunicación. Filmaffinity no tiene ninguna relación con el productor, productora o distribuidor de la película en cuestión. El copyright del póster, portada, fotogramas, fotografías e imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler y banda sonora original (BSO) pertenecen a las productoras y/o distribuidoras correspondientes.

Sinopsis

Un triste destino

Un hombre con adicciones y una vida de excesos se ve enfrentado a un terrible diagnóstico: SIDA. Los médicos le dan un mes de vida. En ese momento, su única opción es comenzar a tomar AZT, el único medicamento disponible para combatir la enfermedad en ese tiempo.

Una historia conmovedora

Esta triste historia real de Ron Woodroof, un enfermo de SIDA, cautivó a actores de la talla de Brad Pitt y Ryan Gosling, quienes quisieron llevarla al cine. Sin embargo, fue el director Jean-Marc Vallée, conocido por su aclamado film 'C.R.A.Z.Y.', quien finalmente se encargó de hacerla realidad. Y logró sacarla adelante gracias al apoyo económico y actoral de un Matthew McConaughey en un momento crucial de su carrera, luego de haber dejado atrás...

Tramaeditar

En el año 1985, en la vibrante ciudad de Dallas, un valiente vaquero llamado Ron Woodroof (Matthew McConaughey) recibe una devastadora noticia: ha sido diagnosticado con VIH y tan solo le quedan treinta días de vida. Al principio, se rehúsa a aceptar el diagnóstico, pero luego recuerda haber tenido relaciones sexuales sin protección con una prostituta que se drogaba con agujas. A raíz de esto, Woodroof se ve expuesto a las críticas de su familia y amigos, pierde su empleo y es desalojado de su hogar. En el hospital, es atendido por la doctora Eve Saks (Jennifer Garner), quien le informa sobre un medicamento experimental llamado zidovudina (AZT).

Decidido a conseguir AZT a toda costa, Woodroof soborna a un empleado del hospital para que le proporcione el medicamento. Sin embargo, pronto nota que su salud empeora, agravada por su consumo abusivo de cocaína y alcohol. Durante su siguiente visita al hospital, conoce a Rayon (Jared Leto), una persona transgénero y drogadicta también infectada con VIH, con quien tiene un comienzo hostil. Pero cuando su estado de salud se deteriora drásticamente, Woodroof maneja hasta México en busca de más AZT. Allí, se encuentra con el doctor Vass, cuya licencia médica fue revocada en Estados Unidos, y descubre la verdad sobre el AZT: es "venenoso" y "mata todas las células que toca".

Incapaz de aceptar su destino, Woodroof decide tomar el asunto en sus propias manos y comienza a vender medicamentos en la calle. Es entonces cuando se topa nuevamente con Rayon, y a pesar de sus diferencias, deciden unir fuerzas para expandir su negocio, dada la gran cantidad de personas que buscan una cura para su enfermedad. Juntos, crean el "Dallas Buyers Club" ("Club de Compradores de Dallas"), con una membresía mensual de 400 dólares por persona. El éxito del club es abrumador y crece exponencialmente, lo que les permite ayudar a cientos de personas en su misma situación. Con el tiempo, Woodroof aprende a respetar y valorar a Rayon, incluso llegando a verla como una amiga. Pero cuando sufre un ataque al corazón a causa de una sobredosis de drogas, se enfrenta a una nueva batalla por su vida.

Repartoeditar

Ron Woodroof: la historia detrás del hombre que inspiró la película

El famoso periodista y escritor Bill Minutaglio dedicó un amplio artículo en The Dallas Morning News a la vida de Ron Woodroof. Fue un mes antes del fallecimiento de Woodroof en septiembre de 1992 cuando el guionista Craig Borten tuvo la oportunidad de entrevistarlo para preparar el guion de lo que sería una gran película.

Borten registró horas de conversación con Woodroof y tuvo acceso a sus diarios personales. A partir de allí, escribió diez versiones diferentes del guion, convencido de que había encontrado una historia poderosa para llevar a la pantalla grande. Incluso atrajo a talentosos actores como Dennis Hopper y Woody Harrelson, pero el proyecto no logró reunir suficiente financiamiento.

Después de varios intentos fallidos, el director Marc Forster aceptó dirigir la película a fines de los noventa, con Brad Pitt como protagonista. Pero en 2008, Craig Gillespie y Ryan Gosling estuvieron en negociaciones hasta que finalmente se eligió a Jean-Marc Vallée y Matthew McConaughey para los papeles principales.

Se dice que la hermana de Woodroof dio su aprobación para que McConaughey interpretara a su hermano en la gran pantalla. Aunque al principio tenía dudas sobre cómo serían retratados los actores, especialmente Pitt y Gosling, finalmente confió en el equipo elegido.

En noviembre de 2012, se anunció que el músico Bradford Cox haría su debut en el cine, interpretando a uno de los personajes principales en la película.

Jared Leto y Matthew McConaughey: transformaciones extremas para el papel

Jared Leto, quien interpreta a un personaje importante en la película, tuvo que perder más de 14 kg (31 lb) para el papel. Incluso admitió haber dejado de comer en su esfuerzo por alcanzar su peso ideal lo más rápido posible. Llegó a pesar tan solo 52 kg (114 lb) para lograr la apariencia deseada.

Por su parte, Matthew McConaughey también tuvo que someterse a una transformación física extrema. Bajó 23 kg (51 lb) para interpretar a Ron Woodroof, demostrando su dedicación y compromiso con su personaje en la película.

Sinopsis

Dallas Buyers Club: una historia verdadera inspiradora sobre la vida de Ron Woodroof, un adicto y homófobo que adora a las mujeres. En 1986, Ron recibe un devastador diagnóstico de VIH en todo su cuerpo, con solo un mes de vida restante. Para luchar contra la enfermedad, él toma el único medicamento legal disponible en Estados Unidos, AZT, que lo lleva al límite de la muerte. Pero Ron se niega a rendirse y decide desintoxicarse y buscar alternativas antivirales en diferentes partes del mundo, ya que aún son ilegales para los pacientes en EE.UU. Mientras tanto, otros pacientes con SIDA...

Artículos relacionados