peliculas de vampiros y lobos

Top 40 películas de vampiros y hombres lobo que no puedes perderte

¿Eres un apasionado del género de fantasía y ciencia ficción? La gran cantidad de películas que existen en torno a este género nos transporta a mundos imaginarios habitados por criaturas de otro planeta. Algunas de ellas, como los vampiros y los hombres lobo, han cobrado gran fama en sagas de películas, series y libros. En este artículo, haremos un repaso a las películas más interesantes de vampiros y hombres lobos, tanto actuales como clásicas. Una oportunidad perfecta para disfrutar de historias emocionantes y divertidas de la historia del cine. ¡Prepara tus palomitas y prepárate para una sesión de cine épica!

El legado de Blade Una icónica saga vampírica

¡Continuamos con el listado de las películas de vampiros y hombres lobo que todo amante del cine debe ver! Esta vez, vamos a explorar una cinta imprescindible: Blade. En ella, nos adentramos en una ciudad aterrorizada por un grupo de vampiros que acecha en la oscuridad. Sin embargo, una noche, el líder de la manada muerde a una mujer embarazada que da a luz de inmediato, pero pierde la vida en el proceso. Esto resulta en el nacimiento de un bebé mitad vampiro y mitad humano.

Este bebé es bautizado como Blade, un personaje que, al crecer, hereda la fuerza de los vampiros pero también la humanidad y sensibilidad de los humanos. Con determinación, Blade buscará vengar a su madre y proteger a los humanos de los ataques nocturnos de los vampiros.

El Conde Nocturno Amanecer de la Sed

Nosferatu, más que un clásico del cine, es una obra maestra del género de terror que merece ser recordada junto a otros grandes como Drácula. Si bien han surgido y seguirán surgiendo nuevas versiones que buscan evadir los derechos de la novela original de Bram Stoker, ninguna logra superar la impactante versión que el genial Werner Herzog creó al lado de su actor consentido, el inolvidable Klaus Kinski.

Herzog y Kinski, una dupla legendaria que trascendió la pantalla, nos ofrecieron una representación del vampiro más allá de lo que imaginamos.

Klaus Kinski, un verdadero genio loco, logró encarnar a Nosferatu de manera aún más intensa que Max Schreck, el actor original en la versión de Murnau. Su talento y su enemistad con Herzog, se tradujeron en una interpretación impresionante y aterradora del icónico personaje.

Una obra que merece ser recordada y valorada por su impacto en el cine y en nuestras pesadillas.

Drácula de Bram Stoker

La adaptación cinematográfica de Francis Ford Coppola, basada en la novela Drácula de 1897 y en la película del mismo nombre de 1973, cuenta con un reparto estelar encabezado por Gary Oldman en el papel del vampiro Conde Drácula en su viaje a Inglaterra. Winona Ryder, Anthony Hopkins y Keanu Reeves completan el reparto de esta película de vampiros.

Ningún fan de Keanu Reeves puede perderse esta película, ya que se encuentra en el listado de las 48 películas de Keanu Reeves, ordenadas de peor a mejor. Y lo cierto es que, sin duda, esta cinta se encuentra en una posición destacada en dicha lista.

Cielo rojo sangre

¡Una sangrienta película de Netflix que lleva a las madres a proteger a sus hijos a un nuevo nivel!

El argumento es impactante: un grupo de terroristas secuestra un avión y una mujer se transforma en ser vampírico para acabar con ellos. Sin embargo, su principal preocupación es proteger y salvar a su hijo, mientras lucha por ocultar su verdadera naturaleza.

El hombre lobo

El clásico de terror El hombre lobo lidera esta sórdida lista, ya que aterrorizó al público en los primeros años de la década de 1940 con sus innovadores sustos, efectos y maquillaje (para la época). La historia, que se reencarnó más de 70 años después con Benicio del Toro y Sir Anthony Hopkins, sigue al hijo pródigo Lawrence Talbot (interpretado por Lon Chaney Jr.) quien regresa a la casa familiar en Gales tras la muerte de su hermano y se convierte en víctima de una antigua maldición de hombres lobo. Lon Chaney Jr. interpretaría el papel varias veces en secuelas, consolidando el legado del personaje y su aterradora presencia.

El hechizo del lobo humano

HAMMER FILMS: LA PRODUCTORA QUE AULLABA EN LOS 60 Y 70

En la época de los 60 y 70, la productora británica Hammer Films se convirtió en la reina del terror. Sus películas de monstruos, especialmente las de Drácula, eran verdaderos éxitos de taquilla. Después del tiempo suficiente desde su última versión en Universal, decidieron reinventar al famoso vampiro.

No obstante, no solo trabajaron con Drácula. También hicieron sus primeros intentos con Frankenstein y La momia, además de sus secuelas correspondientes. Extrañamente, la única película de hombres lobo en la que se aventuraron fue la clásica La maldición del hombre lobo, protagonizada por Oliver Reed.

Inspirada en las muchas historias de hombres lobo que la precedieron, la película aborda el debate sobre el hecho de ser una criatura sobrenatural durante la transformación lunar.

Permíteme ingresar Tomas Alfredson

La infancia es una etapa de constante descubrimiento, y aunque pueda parecer un periodo de luz y esperanza, la realidad es mucho más oscura, como ya nos mostró Spielberg. Sin embargo, esta idea adquiere una oscuridad aún mayor en manos de Tomas Alfredson, con su protagonista niño y su vecina misteriosa, una inesperada aliada (y también sangrienta): "Tengo 12 años", le dice Eli a Oskar con impasibilidad, "pero esos 12 años han durado mucho tiempo". El remake está bien, pero para una verdadera dosis de frío sueco-vampírico, recomiendo ver la película original. Una de las mejores historias sobre la amistad en la infancia.

Infancia: un camino de descubrimiento constante

No siempre es tan maravillosa como la pintan. El aclamado director Spielberg ya nos había advertido sobre esto, pero Tomas Alfredson nos lleva aún más profundo en su interpretación, a través de un niño protagonista y su vecina misteriosa, quien resulta ser una aliada inesperada (y también bastante siniestra). "Tengo 12 años", confiesa impasible Eli a Oskar, "pero he tenido 12 años por mucho tiempo". Si bien el remake no está mal, la versión original es una verdadera dosis de frialdad suecovampírica. Una obra maestra que explora la amistad en la infancia.

Artículos relacionados